Jardinero o paisajista, ¿a quién llamar?
22156
post-template-default,single,single-post,postid-22156,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
 

Jardinero o paisajista, ¿a quién llamar?

Jardinero o paisajista, ¿a quién llamar?

Por: Jessica Martell

 

Es común que todo vivero, grupo o persona que se dedique económicamente al trabajo con plantas y en exteriores, se autodenomine paisajista. Y es que (en México) este título no es bien reconocido por la comunidad en general, y quien no esté familiarizado con el término no sabrá diferenciar los alcances o beneficios de contratar a uno u otro.

 

Resultado de imagen para giverny monet

Jardín de Claude Monet en Giverny, Francia

 

Se puede decir que la jardinería es la columna vertebral del paisajismo pero hay funciones y limitantes en cada uno, tal como ocurría con la arquitectura y la albañilería. Entiéndase algo, aunque hablaremos de las diferencias, debemos resaltar también las similitudes que tienen; ambos conceptos deben conocer las condiciones y situaciones para que las plantas se den de la mejor manera como el tipo de suelo, riego, luz y manejo de algunas de las plagas más comunes Sin embargo, es necesario separar los términos ya que no abarcan lo mismo.

 

Diferencias entre jardinería y paisajismo

La jardinería se podría definir como la profesión que abarca los conocimientos necesarios para el mantenimiento de las áreas verdes y las técnicas para su desarrollo. Se ocupa también por la plantación de especies vegetales y la selección cuidadosa de las mismas para las condiciones particulares de cada uno de los espacios. El jardinero debe conocer también sobre nutrientes, suelo y las diferentes plagas y enfermedades.

 

Césped cuidadosamente cortado

 

El paisajismo por otro lado aplica también los conocimientos de jardinería pero requiere de un entendimiento del espacio que ayude a transmitir las sensaciones pensadas para el jardín. Posee los principios de ordenamiento y proporción utilizados en la arquitectura y el diseño. Constructivamente también tiene un espectro más amplio y ofrece la posibilidad de agregar otro tipo de elementos además de la vegetación como esculturas, pérgolas, terrazas, albercas, estanques, lagos, caminos, áreas de juego y todo lo que pueda imaginarse con el cielo como techo.


auck botanic

Jardín botánico de Auckland, Nueva Zelanda

 

Ambos trabajan de la mano y se enriquecen uno con el otro a lo largo del camino. Es indispensable que al momento de entregar un jardín, el paisajista se reúna con los propietarios y el jardinero que se hará cargo para asegurar el desarrollo del mismo y que se mantenga el espíritu con el que fue creado.

 

¿Cuándo conviene contratar a un paisajista?

Antes se estilaba que los servicios de jardinería fueran prestados por personas independientes, que de manera periódica visitaban los domicilios, ofreciendo podado de pasto, limpieza o abono. Si bien el jardín se veía limpio y con el pasto cortado, no había nada más.

Si estás interesad@ en algo más que un jardín limpio y te identificas con alguna de estas situaciones, quizás sea momento de buscar a un paisajista:

  • Si buscamos subir la plusvalía de la construcción invirtiendo en un jardín de ensueño.
  • Si estamos totalmente perdidos: el paisajista asesorará, dará ideas y recomendará lo que mejor se adaptará a ti y al entorno.
  • Si necesitemos ahorrar tiempo y dinero
  • Si busquemos un jardín original y personalizado.
  • Si quieres hacer muchos arreglos y prefieres trabajar con una sola persona en lugar de un maestro en cada área.

 

La gran diferencia entre la jardinería y el paisajismo no es el precio

El paisajismo funciona igual que la industria: a mayor producción, los costos bajan. Trabajando en grandes proyectos y moviendo mayores volúmenes, un despacho tiene acceso a mejores precios y cuenta con una buena optimización de procesos y mano de obra. Tiene la facilidad de comunicarse con proveedores de distintas partes de la república que le ayuden a diversificar su oferta y hacerse también de su propio stock o producción.

El costo final del proyecto depende totalmente de lo que se quiera hacer. Es muy distinto cuando se quieren colocar sólo un par de plantas a cuando se requiere de obra civil para pavimentos, caminos, pérgolas, asadores o fuentes. Se debe tener claro hasta dónde se pretende llegar y considerar la posibilidad de hacerse por etapas cuando requiera una inversión mayor.

 

Proyecto de paisaje Showroom AGCO

Proyecto paisaje AGCO, Querétaro, México – Paisare

 

El tipo de plantas y los elementos decorativos dictarán el precio del jardín. Es común que buscando lo más económico se cubra la mayor parte del área con pasto sin tomar en cuenta el gasto en agua y mantenimiento que éste requiere. Tan sólo al primer año de haberse colocado ya se invirtió al menos tres veces su valor, considerando una poda quincenal y riego cada dos días y sin tener en cuenta la fertilización y plaguicidas. En menos de tres años los gastos que el pasto genera podrían igualar a cualquier tipo de pavimento para exterior. Por eso lo ideal es tener un balance entre jardineras, pavimentos, materiales y césped.

Contar con un paisajista es una inversión segura y a largo plazo, evitarás gastar dinero en plantas inadecuadas y desaprovechar los recursos disponibles para el espacio. Te ayudará a ahorrar agua utilizando el sistema de riego adecuado y especificando la frecuencia de riego que necesitará cada jardinera.

 

IMG_2894-1024x1024

Estanque en casa DFDC, Querétaro, México – Paisare

 

Es importante por ello conocer qué plantas pueden combinarse, qué especies tienen requerimientos nutricionales similares, la época de floración, su resistencia al sol, cuáles atraen a estos insectos indispensables para la salud del jardín pero sobre todo: conseguir la sensación de paz que todos buscamos al planear este espacio.

Y así es como dos ideas Jardinería y paisajismo se distinguen; mientras en uno se utiliza la intuición empírica de organización para las actividades y los vegetales, la otra nos brinda toda una gama de posibilidades para aterrizar las ideas y buscar soluciones, proponiendo elementos que hagan juego con el entorno, logrando así una satisfacción en el espectador.

Bueno, ahora que conoces las diferencias entre ambos, tú, ¿A quién llamarías?

 

No Comments

Post a Comment